Recursos gratuitos

Estado actual
No Inscrito
Precio
Gratuito

En este apartado de recursos gratuitos pongo a tu disposición las siguientes prácticas meditativas para que las puedas escuchar, descargarlas y hacer donde y cuando quieras.

También pongo a tu disposición vídeos con contenido de valor de entrenamientos y cursos que he hecho en los últimos meses.

Espero que los disfrutes y los aproveches al máximo para que puedas vivir con mayor bienestar y serenidad.

Un fuerte abrazo,

Loreto.

Escáner corporal

El escáner corporal, también llamado “body scan”, es una de las prácticas basadas en Mindfulness más importantes y efectivas. Forma parte de las técnicas de reducción del estrés basadas en el Mindfulness, o MBSR (Mindfulness-Based Stress Reduction).

Esta práctica induce a la relajación y aumenta la conciencia corporal.

A través de esta técnica se hace un rastreo sensorial de las distintas partes del cuerpo. Mientras se observa las diferentes sensaciones con atención plena, se toma conciencia de lo que estamos sintiendo en el momento presente, entrando en contacto con la experiencia directa sin pretender cambiar nada.

Mini body scan

Esta práctica es una versión súper reducida del escáner corporal. Tiene una duración de 5 minutos y es perfecta para hacerla a lo largo de la jornada de trabajo.

Lo ideal es hacer esta breve práctica 3 veces al día. Puedes ponerte 3 alarmas en el móvil a lo largo de la jornada, para que te avisen de que es momento de hacer un “break“. 

Si haces la técnica Pomodoro, aprovecha para hacer un mini body scan, en alguna de las pausas de 5 minutos, entre pomodoro y pomodoro.

La práctica diaria de 3 mini body scans a lo largo del día te aportarán relajación a nivel mental, serenidad a nivel emocional y autoconciencia corporal

La fórmula “mágica” contra el estrés.

Conecta con tu respiración

La respiración es el ancla que nos mantiene en el momento presente, en el aquí y el ahora. Es el centro que nos llena de paz y serenidad incluso en los peores momentos. Se trata de una práctica meditativa en la que nos entrenamos en reposar o “anclar” nuestra atención en la respiración.

Es una manera de volver al cuerpo una y otra vez, a través de la sensaciones corporales de la respiración. Volver al aquí y al ahora una y otra vez.

Mejora la concentración, aumenta la capacidad pulmonar y facilita la serenidad y paz interior. Puedes poner en práctica esta técnica en cualquier momento del día, después de la ducha, aprovechando un traslado en metro o en taxi, un descanso en el trabajo o antes de dormir.

Respira en el punto Hara

Se trata de una práctica “de rescate” de 5 minutos de duración, que puedes hacer en cualquier momento del día y en cualquier lugar, que favorece una correcta respiración diafragmática y una adecuada ventilación pulmonar.

Según la medicina tradicional china el punto Hara es el lugar de contacto entre el cuerpo y el alma, donde se concentra nuestra energía vitalse sitúa unos centímetros por debajo del ombligo. 

Esta práctica facilita que estemos centrados en nuestra vida, siendo creativos y expandiéndonos al máximo. Se relativizan las preocupaciones del día a día, nuestros miedos van perdiendo fuerza y de esta manera podemos vivir de una forma más auténtica y serena.

Puedes hacer esta meditación a lo largo del día aprovechando un descanso, al levantarte o antes de irte a dormir. Si te comprometes con este hábito por un período de tres meses, podrás notar sus efectos de una manera clara.

Caminar consciente

Una de las prácticas más importantes de la atención plena o mindfulness es escuchar al cuerpo, sentirlo, conectar con las sensaciones físicas. El movimiento es una gran ayuda en esta práctica. Por eso te propongo meditar caminando. Plantéatelo como una práctica meditativa más.

Si hace frío, te abrigas, si hace calor, te proteges del sol y si llueve te pones botas de agua y así recuerdas cómo te gustaba pisar los charcos en tu infancia.

Busca un lugar donde puedas tener cierta intimidad. Puedes hacerla al salir del trabajo o cuando vayas a recoger a los niños del colegio. Si hay naturaleza alrededor o un parque cercano, mejor que un camino asfaltado. Pero todo sirve. Incluso el pasillo de tu casa.

Puedes descargarte la práctica en tu teléfono móvil para poder oírla con tus auriculares cuando vayas caminando.

Esta práctica es ideal para desconectar después de la jornada laboral. 

Espero que la disfrutes.

Cultiva la paciencia